Ciclo de Formadores

Por: Luz Mar Ortega Lizarazo

La Arquidiócesis de Barranquilla en el marco del desarrollo del Plan Misión, ha delegado a la Pastoral Educativa para fortalecer el proceso evangelizador en el departamento del Atlántico. De esta propuesta nace el Ciclo de Formadores que busca brindar las herramientas necesarias a los docentes para sus prácticas pedagógicas permeadas por el evangelio. Es por esto, que el sábado 28 de septiembre se realizó una conferencia titulada “La transversalidad de la ERE en el aula” dirigida por el conferencista César Fonseca Jiménez. La convocatoria fue realizada por la Arquidiócesis de Barranquilla a través de la Comisión de Pastoral Educativa integrada por docentes y coordinada por el Pbro. Esteban Visbal y el Pbro. Giovanni Hernández de la Fundación Arquidiocesana de Educación – Funade.

El taller se realizó durante la jornada de la mañana y fue muy participativo, pues, se destacó la importancia de impartir una buena educación religiosa en las aulas de clase, que sea de interés para que los estudiantes comprendan lo mucho que aporta a su crecimiento cognitivo, valorativo y personal, debido a que no es una simple asignatura de relleno.

En la explicación se dio a conocer una propuesta de privilegiar la formación de los elementos de identificación institucional en el aula. También, de proponer talleres interdisciplinarios para hacer de la educación religiosa, una prioridad, que se desarrolle inmersa en el plan de estudios de cada colegio.

Además, se expuso que es importante que cada institución maneje una Pastoral Familiar para promover ejercicios de reflexión que vinculen a los Padres de Familia y que tenga una conexión con la Escuela de Padres; una Pastoral Juvenil e Infantil en donde se realicen dinámicas de grupo y profundización de las experiencias propuestas en las Convivencias y Retiros Espirituales; una Pastoral Vocacional en donde se haga mucho énfasis en presentar el don de servicio a la vida cristiana como compromiso vocacional de la institución, y proponer la construcción de un proyecto de vida como proceso desde los primeros años de escolaridad; una Pastoral Social donde se fundamente la opción preferencial por los más necesitados como una respuesta de justicia social y compromiso evangélico, e iluminar claramente la diferencia entre asistencialismo y promoción de aquellos más desfavorecidos; y por último, pero no menos importante, la Formación de Agentes Laicos que busca desarrollar lazos de compromiso entre el colegio y los distintos espacios parroquiales y arquidiocesanos donde se creen canales de formación y compromiso con la parroquia y la arquidiócesis.

Al final de la jornada, se abrió el panel de preguntas y de compartir anécdotas desde la experiencia de cada docente de Educación Religiosa Escolar de las distintas instituciones, el cual estuvo muy nutrido pues fueron varios los que participaron y añadieron aportes interesantes.

El conferencista Fonseca dejó varias reflexiones con el fin de analizar la manera en cómo estamos realizando los procesos en las instituciones educativas: “¿Qué tanto vive y conoce el estudiante de su Iglesia?, ¿Qué tanto conoce el estudiante de su propia parroquia? ¿De su Arquidiócesis?, ¿Qué aproximación ha tenido el joven con los grupos eclesiales y a cuáles ha pertenecido o a cuáles podría pertenecer en su etapa adulta?”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *