Papa Francisco: Cuidado con la “paganización” de la vida

María José Morales Lemus 0 Comments

Tomado de: Aciprensa.com

En la Misa que celebró esta mañana en la capilla de la Casa Santa Marta, el Papa Francisco aseguró que llegará el día en que el Señor dirá “basta a las apariencias de este mundo”, por lo que animó a abrir el corazón con esperanza para alejarse de “la paganización de la vida”.

En su homilía, el Santo Padre comentó las lecturas del día que narraban la destrucción de Babilonia y de Jerusalén.

En el texto del libro del Apocalipsis, San Juan describe la destrucción de Babilonia, la ciudad bella, símbolo de mundanidad “de lujo, de autosuficiencia, del poder de este mundo”, explicó el Papa.

“Esta destrucción comienza en el interior y termina cuando el Señor dice: ‘basta’. Y habrá un día en el cual el Señor dirá ‘basta’ a las apariencias de este mundo. Esta -remarcó- es la crisis de una civilización que se cree orgullosa, suficiente, dictatorial y termina así”.

Posteriormente, el Santo Padre comentó el Evangelio de San Lucas, que narra la destrucción de Jerusalén, la ciudad santa, que sufrió “la corrupción de la infidelidad al amor”, porque no fue capaz de “reconocer el amor de Dios en su Hijo”, sino que más bien abrió la puerta de su corazón a los paganos.

En esta línea, el Papa Francisco remarcó que “existe la paganización de la vida, en nuestro caso, cristiana” y preguntó: “¿Vivimos como cristianos? Parece que sí, pero en verdad, nuestra vida es pagana”, advirtió.

Al recordar los casos de Babilonia y Jerusalén, el Pontífice interrogó: “¿Tú eres cristiano? ¿Tú eres cristiana? Vive como cristiano” y añadió “no se puede mezclar el agua con el aceite. Siempre distinto. El final de una civilización contradictoria en sí misma que dice ser cristiana y vive como pagana”.

Al finalizar, el Santo Padre reiteró que “la esperanza es nuestra fuerza: vamos hacia adelante. Pero debemos pedirle al Espíritu Santo” y destacó que “permanecerán solo quienes colocan la esperanza en el Señor”.

“Abramos el corazón con esperanza y alejémonos de la paganización de la vida”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *